A 37 años seguimos apropiándonos de los símbolos

¿Cómo empezar? ¿Qué decir? ¿Desde qué perspectiva voy  a escribir esta vez??

Símbolos...el recordatorio de una fecha  es un hecho simbólico, porque la terrible noche que comenzó hace 37 años de una u otra manera se nos quedó como una parte constitutiva nuestra contra la que tenemos que lidiar cada día ...pero el símbolo "24 de marzo" genera tal movimiento interno que en estos días siempre tengo la necesidad de escribir algo.

...."estoy buscando una palabra".....me resuena  una y otra vez el comienzo de una canción de Silvio Rodríguez., la canción habla de otra cosa, pero igual me apropio en estos días de esa frase quizás porque a medida que pasan los años uno lee más, escucha más, piensa más y en lugar de entender más...simplemente se horroriza más del terrible plan de destrucción de la vida, de la patria comenzado hace 37 años..

Recién decía "me apropio"...apropiarse...¡qué carga tan fuerte tiene ese símbolo para nosotros!

Apropiarse nos trae reminiscencias nefastas ...pero también...nos interpela....y eso es lo que tuvieron muy en claro las queridas Madres, las Abuelas y los organismos de derechos humanos y por supuesto la decisión política de nuestro querido Néstor cuando decidieron Apropiarse de ese lugar emblemático del Horror como fue la ESMA, apropiárselo con sabiduría, no, desde la negación de lo que pasó allí. sino todo lo contrario, asumiendo la memoria y el desafío de sembrar allí mismo a los miles que décadas antes murieron en ese lugar.

Vivo a muy pocas cuadras de ese espacio y pasaron varios meses hasta que tuve el coraje de entrar por primera vez...era para el mes de diciembre, estaban terminando el primer ciclo anual de actividades en el ECUNHI, fui con Ale que en ese momento tenía 7 años, me acuerdo que le agarré la mano y entramos y fuimos caminando por es largo y arbolado camino hasta el pabellón donde funciona, todo un acto simbólico, un compromiso, un acto educativo como mamá...con pocas palabras en ese momento...pero esos actos después despiertan preguntas, palabras. ideas....

En esos momentos el ECUNHI era una especie de isla de colores, sonidos, movimiento en medio de ese terreno aún tenebroso, paulatinamente se va transformando con todos los organismos que se apropian del lugar...

Ayer, fuimos, no sabía muy bien qué había, en realidad sabía en habría muchas actividades, y que quería estar allí...entramos al Conti, vimos parte de la muestra que se inauguraba de León Ferrari, salimos y caminamos por esas calles que otrora parecían tenebrosas (que funcionaban  aún tantas décadas después como símbolo intimidante, como una advertencia de "miren que podemos volver")...ayer eran calles llenas de gente que se trasladaba de uno a otro pabellón donde había actividades....más tarde cine a cielo abierto "Infancia Clandestina" y finalmente fuimos a ver la obra de teatro "La marca en el orillo" sobre la historia de Victoria Montenegro, muy buena obra y al final la presencia en el escenario de Victoria emocionada ella, emocionados todos los que estábamos allí. Victoria agarraba fuerte la mano de un muchacho y finalmente dijo:"él es Pablo, y mañana marchará por primera vez con su nombre verdadero"...

En unas horas más, vamos a estar con Ale, como todos los años en la plaza, cumpliendo con ese acto que simboliza nuestro compromiso, con la vida, con nuestra patria. Patria, una hermosa palabra que vamos recuperando, otra palabra que volvemos a hacer propia.