La mirada del docente "en foco"

Cada vez que tenemos la oportunidad a escuchar a nuestra querida maestra Violeta Hemsy de Gainza nos volvemos con un apunte, una palabra, una llave que abre nuevos interrogantes...
Así, fue el domingo pasado cuando la escuchamos durante la presentación de un hermoso libro "El coro en la escuela" de la pedagoga Eva Lautersztein (material que comencé a leer y compartiré con mis estudiantes muy pronto).     
                                                                                                            Durante la presentación de dicho libro, Violeta usó la  metáfora "cantar en foco" para describir al cantar bien, al cantar afinado, me pareció una imagen muy ajustada que me estuvo rondando todo el día siguiente.       
                                                                                                         La idea de  "cantar en foco" fue la  llave a pensamientos bastante desordenados aún pero que igual tengo ganas de compartir...

A la imagen "cantar en foco" empecé a enfrentar una pregunta ¿Los docentes estamos en foco?...no sabía qué me estaba preguntando pero me sonaba ese interrogante una y otra vez...

Más tarde, reformulé la pregunta: ¿Los docentes enfocamos bien? entonces, ahí se empezó armar algo. Me vi, docente observando a los estudiantes a través de un objetivo de una cámara fotográfica y pensé ¿No será que nuestras lentes andan empañadas por la historia de la formación musical/ pedagógica propia? y no logramos "poner en foco" la problemática que debemos solucionar?? o enfocamos mal y se nos anda escapando alguna potencialidad musical de nuestros estudiantes???

Seguía pensando esto mientras cocinaba (sin dudas el acto de cocinar también suele ser muy creativo) y me acordé de una anécdota de hace unos pocos días: 
     Estábamos cantando con unos estudiantes adolescentes en el conservatorio, me había reencontrado, luego de poco más de un año con un estudiante de unos diecisies años y observaba que seguía cantando  con un gesto muy rígido en sus labios y casi sin abrir la boca, recordaba que ya había observado esto cuando había cursado conmigo tiempo atrás y le había sugerido que aflofara la mandíbula, sin mucho éxito.  En un momento,  por primera vez, "enfoqué bien el objetivo de mi cámara fotográfica" y vi lo que me estaba quedando oculto...acaso por una lente defectuosa: ese estudiante  toca la trompeta en una iglesia a la que va con su familia desde muy pequeño,  le dije "ahora no estás tocando la trompeta, estás cantando"  esa sencillísima consigna generó una respuesta motriz que no había logrado antes y el canto empezó a fluir...

Seguiremos tratando de desempañar nuestras miradas....