La séptima.....comenzando un hermoso día

Son las ocho y minutos de la mañana de un domingo especial...me acuerdo ese primer domingo que voté...tuve la suerte de votar con la edad justa para comenzar a hacerlo (con la triste historia que llevávamos había muchos compatriotas que también ese día votaban por primera vez pero que andaban por los veinticinco años).

Me acuerdo la felicidad de ese día,terminando una adolescencia atravesada por la dictadura más feroz que jamás conocimos....estaba tan emocionada que me quedé un rato adentro del cuarto oscuro (raro lo que pasa con la percepción del tiempo, yo creí que habían sido unos segundos pero resulta que al rato me golpearon la puerta porque no salía, ja). Ese día había como una sensación de nacimiento, el tema que era un nacimiento que surgía luego del imperio de la muerte, con un país desvastado donde había que reconstruír todo y para eso faltaba decisión política, poder real, reconstrucción de las identidades colectivas, etc.

Pasaron otras elecciones, a veces votaba al menos malo, a veces en contra de, pero debo admitir que a pesar de todo siempre el día electivo me siguió produciendo una emoción especial.

Llegó entonces el 2001, el estallido, el "que se vayan todos" (la verdad  es que nunca vociferé esa frase, nunca me gustó) y un día de 2003 una nueva elección....otro recuerdo dentro del cuaro oscuro...nunca me sentí tan desorientada para votar como ese día... y ahí estaba la boleta de ese querido flaco desgarbado y pensé ¿y si apuesto por él? había algo que me decía que por ahí aparecía algo distinto...pero no, no lo voté,no pude, el antiperonismo que traía incorporado no me lo permitió............. y de a poco empezaron a pasar cosas, cosas maravillosas que no hubiera imaginado factibles en mi paisito: como el "baje esos cuadros" (es el día de hoy que cada vez que pienso en ese momento, como me sucede ahora, la emoción llega hasta las lágrimas), "el baje esos cuadros" que fue el símbolo de todo lo que vino después, abolición de leyes de impunidad, etc. Pero pasaron tantas otras cosas: la cumbre de Mar del Plata del 2005, cuando con  tantos países hermanos se le dijo No al Alca,la renovación en la Corte Suprema, el  pago de la deuda y el comienzo de una vida económica mas independiente, la lenta pero progresiva recuperación económica(y esto de recuperación económica no es algo que yo repita como frase de quien analiza números fríos, yo la sentí como trabajadora a la que  le habían sacado el 13% de su sueldo por estos ajustes que tanto gustan a los economistas del establishment)...más cosas...el desembarco de las instituciones democráticas en los Centros del Terror....(que si bien se formalizó más adelante, fue iniciativa del primer mandato).

Y así llegué nuevamente a votar en 2007, esta vez, sí voté convencida y con el deseo de que este Proyecto siguiera desarrollándose, voté convencida a Cristina, pero, admito, al mismo tiempo, con algo de temor: me preguntaba si no habría sido un error que no fuera Néstor por la reelección, pensaba que en este país tan reaccionario a una mujer todo le iba a ser mucho más difícil (y no es que dudara de su capacidad). Y si, vaya que le fue difícil: sobre todo porque asumió ir por más, por la profundización de este proyecto: así llegó la discusión por la 125 y la triste resolucion en manos de ese vicepresidente pusilánime (que felizmente está en retirada), pero siguió por más y llegó la propuesta de la ley de Medios, y una de las iniciativas más maravillosas como fue la Asiganción Universal por Hijo, y luego el envío de prouesta de la Ley de Matrimonio Igualtario, y las jubiaciones a las amas de casa y a tantas personas a quienes antes los empleadores les habían quitado sus aportes, y todo, todo el trabajo, todos los proyectos educativos y culturales que se desarrollan para la construcción de memoria (porque la hermosa fiesta del Bicentenario fue eso, todo un proyecto de construcción o de recuperación de memoria), y tantas otras cosas la creación del Ministerio de Ciencia y Técnica, el apoyo a la ciencia y la repatriación de 800 y tantos científicos, y las netbooks en las escuelas (ya tengo la mía) y la TV digital abierta, etc, etc
Y de pronto, el año pasado...un día así sin más Néstor se fue, nunca pensé que una muerte de una persona que no se encuentra entre los seres queridos (familiares, amigos) pudiera producirme tanto dolor....creo que ahí me di cuenta que en estos años se había ido construyendo algo más, algo que tiene que ver con las identidades colectivas de las que hablaba más arriba y que queda arraigado en lo más profundo de uno, un sentimiento me acompañaba en esos días, o muchos, como ¡Pobre Cristina! ¿y ahora que pasará? ¿por que justo él, che flaco, esto recién empieza por qué te fuiste ahora??? Pero unos días después aparece Cristina por cadena nacional, para saludar y dice algo, una simple frase pero, como siempre, con su lucidez admirable, con la palabra justa ella dijo "muchos dicen que este el mi momento más difícil, no, tuve muchos momentos difíciles, este es mi momento más doloroso..." Ahí nos estaba diciendo todo, nos estaba diciendo, yo sigo, tomo la posta de los dos y sigo y vaya que lo sigue haciendo.....por eso hoy la posta no es de ellos dos, es de todos los que decidimos trabajar por este proyecto, pensaba en decir apoyar a este proyecto nacional y popular, pero se trata de otra cosa, se trata de comprometerse con las diferencias también, cuando lo creamos.
Bueno, voy terminando, no sé si alguien leerá esto, si será uno o dos o más.....pero sentía la necesidad de hacerlo, porque no sé si otra vez tendré la oportunidad de ir a votar tan comprometida  y feliz como lo haré en un par de horas más, por supuesto trabajaré para que dentro de cuatro años esta alegría se repita.

Analía Bas