sábado, 24 de mayo de 2014

Un relato redondo al lector no lo deja salir...tampoco lo deja entrar

Unas palabras que escribí en el auditorio de FOETRA mientras esperaba que comenzara el cierre  del Congreso Anual de FLADEM Ar 2014,  y que quedaron en  papelitos borrador por veinte días y hoy lo transcribo, sin volver a releerlo, para no alterar los sentires inmediatos sobre el final del Congreso...

Estoy escribiendo esto mientras espero acá sentada en el auditorio de FOETRA que comiencen las actividades de cierre del Congreso de FLADEM Ar 2014.
 En esta oportunidad después de muchos años de estar en "la cocina flademiana" decidí tomarme un "año sabático", correrme de la organización y participar del Congreso desde otra perspectiva....así como Murray Schafer propone que en una clase de creación musical el docente "debe planificar su extinción" yo decidí  invisibilizarme por un tiempo y disfrutar sin el peso de quien está cumpliendo un rol en este querido movimiento que vamos construyendo entre todos...no es casual que me acuerde de Murray, cuando veo allí sentado en el escenario, organizando el cierre, "al pie del cañón" durante estos tres días a un querido ex alumno  que se acercó  por mi militancia flademiana en las clases del conservatorio,  me hace feliz que hoy tantos jóvenes estén tomando esta posta.
Si tuviera que elegir  un cuadro o una foto para representar en imágenes las sensaciones post -Congreso, elegiría una donde se vieran muchos caminos...es que  desde la perspectiva flademiana siempre nos sentimos interpelados sobre nuestra formación y sobre nuestra práctica docente y musical y al mismo tiempo invitados a resolver dicha interpelación transitando diversidad de caminos, pero lo que encontré en estos tres días en  todos los espacios en los que participé,  es que  había un punto de llegada, un tema que atravesaba la diversidad de propuestas y es lo relativo a la concientización sobre las matrices de aprendizaje. Me entusiasma ésto, me entusiasma como invitación a seguir reflexionando sobre este tema al que volveré un otra oportunidad.
Inmensamente feliz por encontrarme con mis queridos amigos y amigas flademianmos,  feliz, viendo que FLADEM Ar, más que una organización es un movimiento.

Sobre el final, las siempre sabias palabras de nuestra querida maestra Violeta Hemsy de Gainza, y esa cita tan acertada del escritor Neumann " Un relato redondo al lector no lo deja salir...tampoco lo deja entrar"...escucho eso y pienso que por  esa  razón la figura que se me ocurre para pensar en FLADEM no es un círculo y sí,  un ramillete de caminos...













No hay comentarios:

Publicar un comentario